Los mejores libros

Los mejores libros

Los lectores de  libros infantiles tenemos una información importante que queremos compartir con el resto del mundo: los libros infantiles son los mejores del mundo. Al mismo tiempo que hago esta afirmación soy consciente de que todos aquellos que desconocen (o se aburren) con los libros infantiles y juveniles encontrarán que esta opinión es demasiado categórica. Puede ser que si, o puede ser no. Aquí tienes algunas de mis razones, y también algunas de mis emociones.

Comenzaremos por poner cara a estas personas que no saben (todavía) valorar el mundo del libro infantil. Podría hacerlo de forma gráfica y poner una foto de un persona que me confesó que «despreciaba» cualquier libro infantil. Pero, vamos a respetar el «secreto de confesión» y contaré un hecho real vivido en una librería: Recuerdo que en Andana Editorial acabábamos de publicar el primer álbum ilustrado de la editorial, Perdut i trobat,  de Oliver Jeffert Nerviosos y contentos visitábamos algunas librerías disimulando entre los estantes para ver si alguien se acercaba a hojear «nuestra novedad». Y de repente, unas personas (ya no les diremos anónimas porque averiguamos donde vivían y las vigilamos) vieron el GRAN libro, lo abrieron y después de mirar las primeras páginas comentaron: «Mira, qué fácil es hacer un libro infantil , pones unos dibujitos, y 10 o 12 frases y ya lo tienes … «.

Portada Perdut i TrobatAhora que han pasado los años, y han pasado muchas cosas, podemos hablar de aquella situación que vivimos. Realmente aquellas personas  no sabían ver lo que tenían delante. Tenían uno de los mejores libros del mundo, pero era imposible que lo descubrieron porque nadie les había ayudado a entrar dentro del libro y valorar como es el «regalo» que tenían delante. Y por eso, dedicado a todos aquellos que se tal vez se encuentren en una situación similar (esperemos que no) he decidido hacer un breve, pero contundente, argumentario para explicar que los libros infantiles deben considerarse «los mejores del mundo» *.

* Advertencia inicial: cuando hablamos de los libros infantiles, queremos decir los BUENOS libros infantiles.

Algunas razones para considerar que el libros infantiles son los mejores:

  • Los libros infantiles han sabido encontrar la esencia de la excelencia. Por este motivo, muchas veces, los relatos son breves y comprensibles. No necesitan más elementos que aquellos necesarios para construir una historia que nos llega al fondo del alma.
  • Estos libros se dirigen al público más sincero del mundo: los más pequeños. Ellos no saben de convenciones sociales ni de «postureo». Ellos dicen y hacen lo que quieren y sienten, por tanto, deben ser libros buenos para agradar a los lectores más exigentes.
  • Las Ilustraciones transmiten emociones, cuentan una historia, atrapan a los lectores. Sabemos que contar historias con el dibujo es una costumbre que llevamos dentro los humanos desde nuestros orígenes (recordad las pinturas rupestres), por este motivo, actualmente, los álbumes ilustrados son verdaderas muestras de arte que consiguen llegar a nuestro interior .
  • Los libros infantiles, si son realmente buenos, son el sueño de cualquier director comercial (y también de los editores, autores, ilustradores ….) de una editorial, ya que  su público objetivo  va desde 0 a 1000 años. Y esto es así. Los álbumes gustan tanto (o más) a los adultos comoa  los más pequeños, y para confirmarlo os diré que en la última visita de Oliver Jeffers en Barcelona, un 70% de los que vinieron a que los firmará el libro eran.. .adultos.
  • Finalmente, el último argumento que puedo dar a alguien para explicarle que los libros infantiles son los mejores del mundo, es que los libros infantiles son uno de los pilares sobre los que se levantará nuestro futuro. Las lecturas que les ofrecemos a los jóvenes son fundamentales para formar su espíritu ante la vida, para ayudarles a saber lo que pasó ayer y así hacer un mejor mañana, para despertarles la fantasía que les ayudará respirar en nuestro entorno, para fomentar sus valores, para ayudarles a saber diferenciar  a las personas que los ayudarán a crecer y también… para vivir los sueños que querrán hacer realidad.

¿No te parece que son argumentos suficientes? ¿Tienes algunos más? ¿Los quieres compartir?

Etiquetas: