¿Qué beneficios tiene para los niños aprender a trabajar en equipo?

¿Qué beneficios tiene para los niños aprender a trabajar en equipo?

El mercado laboral ha cambiado sobremanera en los últimos años en los países occidentales. También en España, aunque quizás con algo más de lentitud. Poco a poco se ha ido pasando de la cultura de los títulos a un paradigma en el que los departamentos de recursos humanos valoran, con más énfasis incluso que los conocimientos, aspectos como la inteligencia emocional, las habilidades sociales y comunicativas o la capacidad para trabajar en equipo.

De ello han tomado nota escuelas e institutos, primeros escalones educativos en la formación de quienes deben ser los profesionales del siglo XXI. De manera lenta, y no sin resistencias, en las aulas de los colegios han empezado a normalizarse metodologías educativas que son la antítesis de la clase magistral de toda la vida. Ahí están, por ejemplo, conceptos como gamificación, flipped classroom o design thinking. También metodologías como el aprendizaje basado en proyectos, el aprendizaje cooperativo o el aprendizaje-servicio.

Estas tres últimas metodologías, cada vez más generalizadas, convertidas casi en una “moda” en el ámbito de la educación, tienen una característica en común: fomentan el trabajo en equipo, la cooperación, la unión entre alumnos, la necesidad de llegar a acuerdos y remar en la misma dirección para sacar adelante trabajos y proyectos. Y su expansión no es casualidad. Por un lado, responde a una demanda creciente en el mercado de trabajo: la de profesionales con capacidad para trabajar en equipo, ya sea de forma presencial o en remoto. Por otro, obedece a una evidencia: trabajar en equipo tiene múltiples beneficios para los niños, muchos de los cuales van a contribuir también a que desarrollen habilidades que les serán muy necesarias en un futuro no tan lejano.

Beneficios del trabajo en equipo

1. Fomenta la interdependencia y la autonomía

Obsesionada como anda la sociedad con la independencia, trabajar en equipo fomenta justo lo contrario, tomar conciencia de la interdependencia, de que todos dependemos de todos para que las cosas salgan bien. También la autonomía, ya que, como explicamos, para que todo salga bien cada uno de los miembros del grupo debe responsabilizarse de su parte del trabajo.

2. Impulsa las habilidades sociales y mejora las relaciones de grupo

Trabajar en equipo obliga a negociar, a exponer puntos de vista (muchas veces contrarios) con respeto, a escuchar, a respetar a los compañeros, a empatizar con ellos. Es un máster de habilidades sociales para los niños y niñas lo que, como consecuencia, acaba revertiendo positivamente en las relaciones personales entre los alumnos.

3. Enseña a aprender y desarrolla una actitud crítica

Aprender a aprender. Ese es uno de los grandes retos que las escuelas tienen con sus alumnos: enseñarles a aprender. Con el trabajo en equipo los niños y niñas, en interacción con sus compañeros, construyen sus propios conocimientos y, por tanto, van desarrollando un pensamiento crítico. Y no solo eso, también generan una actitud crítica hacia sí mismos a través del análisis de sus trabajos y del funcionamiento de los grupos y de sus integrantes.

4. Fomenta la diversidad y la igualdad de oportunidades

Cada alumno y cada alumna es diferente a otro, tiene unas necesidades y unas capacidades. Trabajar en equipo permite al profesorado atender mejor esa diversidad y, también, igualar a los alumnos, ya que unos pueden aprender de las habilidades y conocimientos de otros. Hay un intercambio constante de estos conocimientos y una mayor aceptación de la diferencia.

5. Juntos es mejor y otros valores

En plena era de la individualidad, el trabajo en equipo hace a los niños y niñas ser conscientes del valor del equipo, del grupo, del conjunto. Es mucho más fácil lograr objetivos cuando éstos son compartidos. No es el único valor que se fomenta con el trabajo en equipo. Como ya hemos ido apuntando en los anteriores puntos, trabajar en equipo fomenta, entre otros, la responsabilidad, la solidaridad, la empatía o el respeto.

Un libro sobre la importancia del trabajo en equipo

Los álbumes ilustrados siempre son una buena herramienta para visibilizar, a través de metáforas y fábulas, los beneficios y la importancia de valores como el del trabajo en equipo.

Eso es lo que hace precisamente la escritora e ilustradora madrileña afincada en Londres Anuska Allepuz en ¡Esta fruta es mía!, un álbum en el que diferentes elefantes, de forma individual, intentan alcanzar una excelsa y apetitosa fruta que ha aparecido en la copa de un nuevo árbol muy alto. “Mía, mía”, reclama cada uno de los elefantes su propiedad, pero ninguno logra alcanzarla.

En paralelo a ellos, sin embargo, unos pequeños ratones se han organizado para, pese a su pequeño tamaño, alcanzar la codiciada fruta. Anuska Allepuz ha creado con ¡Esta fruta es mía! un simpático y divertido álbum ilustrado que realza la importancia de la cooperación y del trabajo en equipo para conseguir objetivos que de manera individual resultarían imposibles.

Articles relacionats

Etiquetas: