Dejar de lado los prejuicios y estereotipos en la educación

Dejar de lado los prejuicios y estereotipos en la educación

Los niños y niñas nacen sin prejuicios y estereotipos, estos se van inculcando poco a poco según la influencia de su entorno, tanto familia como amigos, los medios de comunicación y sobre todo la educación recibida.

Los hijos aprenden siempre de los padres, y eso influye en su manera de ser y de pensar. Los valores familiares moldean su personalidad, así que está en nuestras manos educarlos en valores, sin odios, respetando las diferencias, promoviendo la libertad y la tolerancia.

Al final nuestros hijos son un reflejo de lo que les hemos enseñado. Y es justo en las primeras edades cuando realmente podemos educar lejos de los prejuicios y estereotipos. Solo así tendremos ciudadanos más tolerantes, respetuosos y capaces de ver las diferencias culturales como algo positivo y enriquecedor.

Definición de prejuicio y estereotipo

Los prejuiciosson sentimientos y emociones positivos o negativos que podemos tener sobre algo, alguien o un grupo social. Una opinión mayoritariamente no fundada, ni contrastada y anticipada provocada por la falta de información y conocimiento. 

Los estereotiposson creencias, ideas e interpretaciones sobre las características que relacionan a los miembros de un grupo social como el aspecto físico, intereses, ocupaciones, etc. Una imagen simplificada y aceptada por la mayoría de personas como representativa de un determinado colectivo. Son generalizaciones que provocan siempre una tendencia a acentuar las semejanzas dentro del grupo, pero también las diferencias con otros grupos. Encontramos diferentes tipos de estereotipos: Sociales, culturales, raciales y religiosos.

Cómo superar prejuicios y estereotipos en casa

Para educar a nuestros hijos lejos de los prejuicios y estereotipos debemos tener siempre una actitud de observación y escucha hacia ellos. Y promover en casa los valores de la tolerancia, el respeto, la igualdad y sobre todo la riqueza que ofrece la diversidad. ¿Qué hay que tener en cuenta?

1. Destruir los prejuicios y estereotipos

Si vemos que nuestro hijo afirma algo categóricamente podemos corregirlo invitándole a la reflexión. Al intentar razonar el prejuicio o estereotipo verá que no es valido y este acabará autodestruyéndose y cayendo por si solo.

2. Compartir y debatir la información que viene de fuera(cole, amigos, medios comunicación, etc.)

Los prejuicios y estereotipos están en todas partes. Como padres debemos limitar las fuentes nocivas de información de nuestros hijos. Pero aún es mejor aprovechar cualquier ocasión para compartirlo en familia. De esta manera creamos espacios de debate y reflexión que potencian su sentido crítico.

3. Dar ejemplo

Es importante tener siempre presente que los niños y niñas aprenden y repiten las actitudes y discursos de sus padres. Está en nuestras manos que en el día a día vean como nosotros pensamos y actuamos lejos de los prejuicios y estereotipos. 

4. Abrirse al mundo y a su diversidad.

Entender que lo raro es que haya una sola forma de ser y hacer no es nada fácil. En ese sentido es clave promover la relación de nuestros hijos con niños de diferentes orígenes. Así aprenderán a ser tolerantes y respetuosos, y sobre todo conocerán y se beneficiarán de la riqueza cultural. Porque en el mundo hay diferentes culturas y países cada uno con sus aspectos positivos y negativos. 

5. Lo mejor para uno no siempre lo es para el otro

Tendemos a pensar que lo que uno hace es la mejor opción y que todos tendrían que actuar igual. Pero es una concepción errónea y poco tolerante. Es importante transmitir a nuestros hijos que lo mejor para uno no siempre lo es para el otro. Por eso es importante hacerles entender que es necesario respetar las decisiones, formas de ser, el discurso y opiniones de los demás.

6. Defender sus derechos como personas

Y algo muy importante, y que no podemos olvidar: Recordarles que como personas ellos también tienen derechos que deben ser respetados. Así que debemos animarlos a reconocerlos, a luchar por ellos y sin duda a defenderlos cuando estos puedan peligrar.  

Cómo enseñar lejos de los prejuicios y estereotipos en el aula

En el día a día la base de relación social de nuestros hijos es la escuela, es donde terminan pasando más horas y donde realmente pueden poner en práctica el valor del respeto, la tolerancia y la diversidad. La escuela es la mejor herramienta para demostrar la falsedad que hay detrás de los prejuicios y estereotipos y la única que puede luchar contra la discriminación. Aquí algunas herramientas a tener en cuenta.

1. Analizar cualquier conducta intolerante

El maestro o profesor tiene la misión de enseñar los conceptos básicos, pero también de trabajar los valores para una buena convivencia en el aula y fuera del aula. Por eso es importante estar atento, y cuando se detecté alguna situación, conducta o comportamiento intolerante aprovechar la ocasión para analizarla en el aula y trabajarla con todo el grupo para así corregirla.

2. Promover la relación entre todos 

Está en las manos del maestro o profesor promover la relación entre unos y otros. Es importante evitar que se hagan grupitos cerrados, o que alguien se pueda sentir apartado o discriminado por los demás. 

3. Dinamizar actividades con toda la comunidad escolar

Promover actividades donde todos se sientan partícipes es todo un reto. Pero fortalece la relación y la implicación de las propias familias es esencial para el buen funcionamiento de una escuela. Es una muy buena forma de que las familias de diferentes orígenes se conozcan superando prejuicios y estereotipos. Y a la vez poder trabajar y dar visibilidad a la diversidad cultural del aula. 

4. Tener en cuenta todas las culturas

Cualquier materia u ocasión es buena para estudiar todas las culturas y más si tienen representación en el aula. Es una propuesta ideal para conocer y comprender mejor al otro. Y ayuda a integrar a todos los alumnos vengan de donde vengan.

5. Películas, cortos y series de televisión que hablan de contenido social

Una actividad que siempre es bienvenida para los alumnos y que nos permite hacer un debate o alguna dinámica posterior para poner en común lo aprendido. Y si es necesario compararlo o trasladarlo a algún conflicto que pueda haber en el aula.

6. Libros y cuentos infantiles. La lectura infantil y juvenil

Siempre es una buena fórmula para trabajar los prejuicios y los estereotipos. Podemos escoger cuentos clásicoscon moraleja, cuentos infantiles lecturas para niños de diferentes edades

En este sentido, os recomendamos Los Númerlis de William Joyce. Una original historia que nos cuenta el origen de las letras en un mundo ordenado y gris donde solo existen los números. Una fabulosa aventura de cinco amigos que unen sus fuerzas e ilusión por cambiar las cosas y hacer algo diferente. 

Esta lectura de Andana Editorial nos puede ir muy bien para hacer entender a los niños y niñas que ante algo que no nos gusta siempre podemos proponer una alternativa sin miedo al qué dirán, cómo reaccionarán o qué prejuicios tendrán los demás sobre nosotros. Es importante que entiendan que siempre hay otra forma de hacer las cosas, ni mejor ni peor. Una muy buena manera de estimular su espíritu crítico.

En la misma línea también encontramos la historia de Ramiro el boxeador de Lirios Bou. Una de las últimas novedades de Andana Editorial que trata con mucho humor y cariño como un boxeador con larga tradición familiar en el mundo del boxeo encuentra la solución a un gran dilema personal. Ramiro quiere que su familia esté orgullosa de él y le vea participar en combates, pero él no quiere pegar a nadie. Finalmente, el protagonista de esta historia se las sabrá ingeniar muy bien para poder participar y ganar todos los torneos de boxeo.

Un fantástico relato que invita al lector a romper estereotipos ante los boxeadores, y a descubrir nuevas formas de hacer las cosas sin miedo a ser juzgado por los demás. Además de encontrar alternativas para solucionar cualquier conflicto sin usar la fuerza ni la violencia.

También hay una propuesta para los que ya saben leer, De pico en pico de Alice Keller e ilustrado por Veronica Truttero. En el gallinero de los Temerarios ha ocurrido algo, a la gallina Blanquina le ha caído una pluma. Este hecho sin importancia va pasando de boca en boca, y se va transformando en una auténtica desgracia. Una noticia bomba que revoluciona a todo el vecindario.

Esta lectura cargada de humor nos irá muy bien para trabajar la incredulidad de la gente, capaz de creerse cualquier historia haciéndola una realidad sin antes contrastar la veracidad de la información. Algo que también hacemos con los prejuicios y los estereotipos.

Articles relacionats

Etiquetas:
,