Libros para niños y niñas de 5, 6 y 7 años

Libros para niños de 5 6 7 años

Libros para niños y niñas de 5, 6 y 7 años

Para entender la infancia, sus particularidades y necesidades, nos suele resultar muy práctico pensar en ella como una sucesión de etapas por las que el niño o la niña avanza alcanzando hitos en el desarrollo tanto a nivel físico como emocional, social y cognitivo.

A los adultos nos encanta poder predecir lo que va a pasar, tener todo bien clasificado; esto nos da cierta sensación de seguridad, pero también puede servirnos para detectar algún posible problema en el desarrollo ya que aunque no todos los niños adquieren estos hitos al mismo tiempo, sí puede resultar orientativo. 

Dicho lo anterior, entre los 5 y los 7 años siguen produciéndose un montón de cambios fascinantes.

Por lo general, podemos decir que a nivel físico ya tienen una mejor coordinación y equilibrio. Es una etapa ideal para aprender a montar en bicicleta, a patinar o a nadar.

También han desarrollado mucho más la motricidad fina, e incluso ya pueden aprender a atarse los cordones de las zapatillas o recortar con tijeras por sí mismos.

A nivel cognitivo también han alcanzado varios hitos. Aunque sigue siendo una etapa bastante egocéntrica, poco a poco van siendo más empáticos hacia los demás; ya reconocen las emociones propias y ajenas.

Son más autónomos y responsables, disfrutan mucho del juego libre con otros amigos y amigas e incluso pueden tener amigos imaginarios. Y es que, la imaginación sigue siendo desbordante, y es fácil que sigan mezclando fantasía y realidad.

De los 5 a los 7 años es habitual que tengan miedos abstractos como el miedo a los monstruos o a la oscuridad, pero también miedos más realistas como el miedo a la separación de sus figuras de referencia o el miedo a la muerte. 

El camino hacia la lectoescritura

En el lenguaje ya vemos una evolución en esta etapa: su vocabulario se ha ampliado, han adquirido todos los fonemas y, de hecho, les entusiasma hablar y contarnos cosas.

Esta es la etapa en la que comienza el apasionante viaje hacia la lectoescritura. Leer y escribir son dos aprendizajes a los que se llegan si se han adquirido los hitos del desarrollo físicos y cognitivos necesarios (autonomía, expresión oral y motricidad). No debemos tener prisa, ya que este aprendizaje se produce de forma gradual

El proceso empieza en educación infantil a través del reconocimiento de las letras y de palabras sencillas como sus propios nombres.

Al final de esta etapa, en torno a los cinco o seis años ya comienza a escribir ellos mismos palabras, incluso frases simples.

Será ya al inicio de la educación Primaria cuando el niño o la niña comience a escribir de forma espontánea.

En cuanto a la lectura podríamos decir que es un proceso inseparable. Debemos seguir leyéndoles en esta etapa, creando rutinas de lectura que nos puedan servir para instaurar el hábito.

Poco a poco comienzan a tener interés por las letras de sus cuentos favoritos, reconocen palabras y frases, y eso les incentiva a seguir aprendiendo. 

Recomendaciones para que amen la lectura

Cuenta Irene Vallejo en El infinito en un junto que recuerda con mucho cariño las lecturas que su madre le hacía a los pies de su cama cada noche. No es de extrañar que afirme que no hay mayor acto de amor que el que profesa alguien que lee para ti:

Cuando alguien lee para ti, desea tu placer; es un acto de amor y un armisticio en medio de los combates de la vida. Mientras escuchas con soñadora atención , el narrador y el libro se funden en una única presencia, en una sola voz (…) Es imposible olvidar a quien nos contó un buen cuento en la penumbra de una noche”.

Mientras llega ese momento en el que cogerán sus propios libros, merece la pena disfrutar de esas veladas compartidas de buenas historias. 

Algunas recomendaciones para acompañar a nuestros pequeños lectores de 5 a 7 años:

  • Seguir compartiendo con ellos ratos de lecturas. 
    Leer a nuestros hijos e hijas siempre es un buen plan porque disfrutamos de este momento juntos y, además, fabricamos recuerdos bonitos para su futuro. Pero es que leerles también les ayuda en su aprendizaje de lectoescritura: se interesan por las letras, reconocen frases, le anima a querer ser ellos y ellas quienes puedan leer emocionantes historias…

  • Los libros (y las buenas historias) deben seguir formando en esta etapa parte de nuestras vidas. 
    Ir a bibliotecas, a librerías y cuentacuentos, tener en casa libros o que nos vean leer son factores que contribuyen a que un niño o una niña amen los libros.

  • Conocer sus gustos y respetarlos. 
    En esta etapa tenemos una idea mucho más clara de cuáles son sus gustos lectores, qué historias les interesan y apasionan. Es muy importante respetarlo y no intentar imponer los libros que consideramos mejores, ya sea por edad o por calidad literaria. Sí podemos recomendar, proponer, pero, recuerda, nunca debemos imponer.

  • Crear actividades alrededor del libro. 
    La etapa de los 5 a los 7 años es idónea para completar la lectura de sus libros favoritos con alguna actividad que podemos crear en casa nosotros mismos. Podemos animarles a que dibujen su personaje favorito del libro o a que se disfracen inspirándose en el cuento infantil y creen historias alternativas. No hay límite para la imaginación.

  • Disponer rincones de lectura.  
    Es muy habitual, sobre todo en las grandes ciudades, vivir en casas diminutas que no permiten hacer muchos cambios. Si conseguimos sacar un hueco puede ser muy interesante crear un rincón agradable y apetecible para la lectura. Podemos poner un sillón, una caja de madera con libros y unos estantes. Un rincón que invite al niño o la niña a coger un cuento infantil y hojearlo, y quién sabe si empezar a leer sus primeras frases.

Propuestas libros infantiles para niños y niñas de 5 a 7 años

Hemos seleccionado algunas de las mejores propuestas de lecturas para niños y niñas de 5 a 7 años en función de los intereses y preocupaciones que suelen tener en esta etapa.

Los amigos imaginarios, los miedos reales e irreales, las responsabilidades que se van adquiriendo y el amor más hermoso se dan la mano en esta selección:

La isla del abuelo

Entre los 6 y los 11 años los niños toman conciencia de lo irreversible de la muerte.

También coincide que en esta etapa vital se ha podido producir ya alguna pérdida a su alrededor y esto les pueda causar desasosiego y miedo. 

La isla del abuelo aunque no menciona la muerte en ningún momento, sí refleja este tema de una forma poética y delicada. Con una gran dosis de simbolismo. Lo hace a través de Leo y su abuelo, cuya historia comienza con grandes aventuras y diversión pero llegará un momento en el que deban separarse para siempre.

Pero no importa porque con este álbum ilustrado descubriremos que las personas a las que queremos permanecen siempre con nosotros.

La isla del abuelo
La isla del abuelo, de Benji Davies

Érase una vez el alfabeto

Este libro no es un libro como los demás.

Su autor, Oliver Jeffers, ha creado un libro en el que caben muchas historias, tantas como letras tiene el alfabeto.

Una obra de arte para disfrutar en familia, mirar de arriba abajo y leer y releer una y otra vez, que nos ayudará, no sólo al aprendizaje de las letras, sino a potenciar la imaginación y el amor por la lectura de los más pequeños.

Érase una vez un alfabeto, de Oliver Jeffers

El pájaro de la abuela

El miedo a la separación de la familia es muy habitual en la etapa de los 5 a los 7 años.

Los niños y las niñas van teniendo más autonomía pero también toman una mayor conciencia de la separación gradual de sus figuras de apego. Esto es emocionante pero también un reto.

En El pájaro de la abuela, de Benji Davies, podemos ver muy claramente este temor en Noé. Nuestro amigo, al que conocimos en La ballena, no está seguro de querer pasar el verano con la abuela y separarse de su padre.

Pero deja de pensarlo en el momento en el que se ve metido en un espectacular rescate que marcará el principio de una nueva y tierna amistad.

El pájaro de la abuela
El pájaro de la abuela, de Benji Davies

El Grotlin

¿Quién no ha tenido miedo a la oscuridad? ¿Y a los monstruos? ¿Y a lo desconocido?

Un ser misterioso recorre los tejados de un oscuro y húmedo Londres victoriano. Ese ser se oculta en el parque, entra en las despensas, en los armarios, en las librerías… pero nadie ha conseguido verle. ¿O sí?

Con este álbum podemos invitar a los pequeños lectores a abordar temas como el miedo a aquello desconocido pero también nos anima a reflexionar sobre los engaños que se pueden esconder tras las apariencias.

“Pero no tengas miedo a dormir, ni a soñar. Porque las apariencias pueden engañar”.

El Grotlin, de Benji Davies

La jaula

El pequeño Nil encuentra una jaula en el garaje y desea llenarla a toda costa.

Para ello comenzará a pedir insistentemente a su familia que le compren un hámster, sin embargo, se encontrará con la negativa rotunda de sus padres. “¡Nada de animales! Los animales enjaulados se mueren”.

El abuelo no podrá resistirse a la petición y será quien termine complaciendo el deseo de su nieto.

¿Qué pasará con el hámster?

Os dejamos que lo descubráis vosotros mismos porque os vais a sorprender.

Os adelantamos que es el libro ideal para reflexionar sobre la libertad de los animales pero también sobre las distintas emociones.

La jaula, de Germán Machado

Siempre te querré

Las bellas ilustraciones y la simplicidad de la historia hacen de Siempre te querré uno de esos libros con las que te identificas.

Una de esas historias que emocionan y que quieres leer y releer cogido de la mano de tus hijos.

El libro habla del amor incondicional de una madre hacia un hijo a lo largo de toda su vida -la adolescencia, la juventud y la madurez-, y de cómo ese amor tan grande les une para siempre.

Es la historia perfecta para recordarle. Nuestros hijos e hijas lo grande que es el amor de los padres hacia sus criaturas.

Un amor que nunca se acaba.

Siempre te querré
Siempre te querré

Fred ,el amigo imaginario

Los amigos imaginarios son muy habituales en esta etapa de los 5 a los 7 años. 

Fred, el amigo imaginario, de Eoin Colfer y Oliver Jeffers, nos acerca una historia muy divertida y original. Fred flotaba como una pluma en el viento hasta que Sam, un niño solitario, pensó en él y juntos iniciaron una amistad muy especial.

¿Qué niño o niña no se identificaría con Sam?

¿Quién no desearía encontrar un amigo como Fred?

Fred el amigo imaginario
Fred, el amigo imaginario, de Oliver Jeffers y Eoin Colfer