La lectura en el método Montessori

La lectura en el método Montessori

El método Montessori se ideó hace más de cien años, a finales del siglo XIX a inicios del XX, de la mano de la educadora italiana María Montessori (1870 – 1952). Su filosofía sigue vigente en la actualidad porqué se centra en el desarrollo integral del niño, basándose en la estimulación de su aprendizaje y el respeto en los tiempos de este. 

Así para potenciar las aptitudes de cada alumno se enseña a partir de la exploración, el descubrimiento, el juego, la práctica, la colaboración, la imaginación, la autodirección, la concentración o la comunicación. Las personas aprenden siempre mejor mediante el contacto directo, la práctica y el descubrimiento que a través de la instrucción directa. Sobre todo, en las primeras edades.

Así vemos 4 elementos clave en la pedagogía Montessori:

1. El maestro

La figura del maestro se convierte en un guía de los aprendizajes del niño y no solo en un instructor. Porqué este acompaña al alumno, lo observa y lo estimula para que aprenda conceptos de forma autodidáctica. Por eso, nunca basa su modo de enseñar mediante premios o castigos, la satisfacción es interna y surge del trabajo personal del niño.

2. El alumno

En este sentido, el educador debe «seguir al niño». Este lo observa para detectar sus capacidades e intereses y así ofrecerle las herramientas necesarias para potenciarlas. Siempre teniendo en cuenta las necesidades evolutivas y características de cada edad, y construyendo un ambiente favorable, tanto físico como espiritual. El desarrollo del niño surge de la necesidad de adaptarse a su entorno.

3. El ambiente – espacio  

El ambiente Montessori es un lugar amplio y abierto, ordenado, estético, simple, real, donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo del niño. En un aula Montessori encontramos todo dispuesto a la medida y a la altura de los niños para que estos puedan ser autónomos al coger y recoger el material. Esta está subdividida en áreas temáticas. Así que los niños pueden trabajar en grupos o individualmente, respetando, de este modo, su propio estilo y ritmo. 

Libro de Formas de Andana Editorial
Libro de Formas

4. Materiales concretos

 Otro elemento importante son los materiales diseñados por la propia Montessori y sus colaboradores. Estos fueron desarrollados científicamente y probados dentro del aula, prestando especial atención al interés de los niños según su etapa evolutiva. Los materiales Montessori defienden la idea que la manipulación de objetos concretos ayuda al desarrollo del conocimiento y del pensamiento abstracto del niño.

Es preferible utilizar materiales naturales, como la madera, que otros más artificiales. Para aprender también es mejor hacerlo a través de fotografías e imágenes reales que ilustraciones. Estos materiales permiten a los niños investigar y explorar de manera individual e independiente. 

Todos ellos tienen el concepto de control de error, es el mismo material que le mostrará al niño si lo usa correctamente o no. De este modo los niños saben que el error forma parte del proceso de aprendizaje.

Cómo podemos aplicar el método Montessori en casa

Un ambiente Montessori en casa

La educación Montessori la podemos aplicar en casa fácilmente. Aquí algunas propuestas fáciles de llevar a la práctica.

Estimulación sensorial para despertar sus sentidos

La filosofía Montessori cree mucho en los materiales y en sus texturas para despertar la sensibilidad del niño. Así podemos usar elementos y objetos de nuestro día a día para que vayan familiarizándose con diferentes texturas, tamaños y formas. Elementos como la madera o la tela ayudan al niño a estimular sus sentidos y a percibir el calor, peso o sonido. 

Rincones de juego y orden

Para que el niño pueda jugar con libertad es bueno que tenga su espacio de juego. Una zona con diferentes rincones, para pintar, jugar, leer o hacer manualidades. Así podrá jugar solo y aprender a recoger y a guardar cada cosa en su sitio. Es importante potenciar el orden des de pequeños para que cuando vayan creciendo sepan organizarse mejor y responsabilizarse de sus cosas.

Rutinas para colaborar en casa y ganar autonomía personal

Los niños necesitas rutinas en su vida, y es la mejor forma para que al repetirlas día tras día adquieran grandes aprendizajes.  Para potenciar la autonomía del niño es importante que lo encuentre todo a su altura y que no necesite la ayuda de un adulto para sus necesidades cotidianas básicas como levantarse o acostarse de la cama, vestirse, lavarse lo dientes, comer, etc. Además, podrá colaborar en las tareas de casa, como poner la mesa, guardar sus juguetes, etc. Y así ganar mucha más autonomía personal.

Vida práctica diaria para generar equipo familiar

Algo que también les gusta a los niños es poder ayudarnos en nuestra vida diaria como preparar un pastel, tender la ropa, cuidar las plantas o los animales domésticos que tenemos en casa. Para ello debemos darles todo el material necesario y a poder ser que sea adaptado a su edad. Así podrán realizar estas tareas con éxito desde el principio a su fin.

Potenciar la confianza en uno mismo para ganar autoestima

Para el buen desarrollo del niño es importante aplaudir los logros en todas estas tareas donde pone en práctica su autonomía personal. Ya que así gana más confianza en sí mismo y alimenta su autoestima tan necesaria en esta etapa. Esto no quiere decir que tengamos que recompensar su buena conducta ni castigar la mala. Lo más importante es que el niño aprenda en la consecuencia educativa. Es decir que este quiera hacer bien una tarea por la satisfacción interior que proporciona y no para obtener un premio. De la misma manera, en lugar de prohibir o castigar, tenemos que enseñar lo que ocurre con las malas acciones.  

Libros para trabajar el método Montessori

En este sentido Andana Editorial acaba de publicar una nueva colección de libros Mi primer álbum de descubrimientos, ideales para la educación Montessori. Son libros de cartón para los primeros lectores con los que trabajar en casa los conceptos básicos con fotografías de la naturaleza de gran calidad. Una colección para educar en la belleza y fomentar una vida más conectada con la naturaleza y más pausada.

Formas Andana

Por un lado, tenemos Formas. Todas las formas están en la naturaleza. Pero identificarlas no siempre es fácil. Los niños pequeños aprenderán todas las formas de una forma sencilla y fácil, reconociendo y asociando cada forma con un animal.

Cada doble página presenta un divertido juego a partir de una fotografía de gran calidad de un animal, acompañada de unas marcas que nos ayudan a reconocer las formas. Además, el niño podrá encontrar información interesante sobre el animal, curiosidades sobre su apariencia, sobre su forma de vida, su entorno, etc.

Y por el otro, está Contrarios ¿Qué mejor manera de explicar a los pequeños el concepto de los «contrarios» que mediante los animales y la naturaleza? Una forma óptima de estimular la imaginación de los pequeños lectores mientras se divierte: La lentitud del caracol se opone a la velocidad del guepardo, el movimiento de las abejas se enfrenta a la quietud del insecto hoja, negro o blanco, despierto o dormido… Una gama de opuestos que permite adivinar todos los matices de la naturaleza.